Vintage Junk: Crunch Tato’s

Aunque no lo crean, a principios de los 90 la variedad de snacks salados que teníamos disponibles en México era mayor que la que hay actualmente. Sabritas y Barcel tenían un montón de productos que ya no existen. Seguramente no todos tenían muchos fans y por eso ya no existen. En fin, la mercadotecnia tiene sus motivos. Entre esos fenecidos productos uno que recuerdo mucho son las papas fritas Crunch Tato’s.

5bdde82fddf81b67e85e4e6d090f9ef5

Las Crunch Tato’s fueron la versión mexicana adaptada por Sabritas de las Crunch Tators de Frito Lay, también ya desaparecidas. Por eso el cocodrilo del empaque. Taters es una forma coloquial de referirse a las papas y, pues, taters, gator (por alligator o cocodrilo), em… Eso pasado por la mente de un no muy buen mercadologo y llegamos a Tators. Crunch Tators, got it? Definitivamente no el mejor branding del mundo.

¿Qué tenían de especial? Se anunciaban como papas muy crujientes y lo eran. Con lo que sé de cocina ahora, casi puedo asegurar que eran papas sometidas a una doble fritura en caldero y por eso eran tan crujientes. De alguna manera eran las Chips de Sabritas. Los sabores eran sal, jalapeño y “a las brasas”. Éstas últimas en realidad eran sabor salsa bbq picante y ahumada, de hecho, el nombre original de este sabor en Estados Unidos era Mighty Mesquite. La variedad “a las brasas” era realmente buena, fueron mi snack favorito durante el par de años que existieron.

Y éste era el comercial übercheesy con que se promocionaban. Nótese el pésimo lipsync en el doblaje.

Bueno, las papas de verdad eran buenas. Si no me creen a mí, pueden creerle a Kevin McCallister. Un experto estratega militar como él seguro sabe de snacks.

crunchkev

Anuncios

Ricardo O’Farrill: ¿high roller o faker?

Anoche me topé por casualidad con una imagen de Ricardo O’Farrill en lo que parece ser una presentación para Comedy Central. Lo único que conozco del tipo es un especial que hizo para Netflix hace tiempo y su comedia me parece nauseabunda. En fin.

La imagen llamó mi atención porque Ricardo trae puesta una camiseta Comme des Garçons Play, una de mis marcas de ropa favoritas en el mundo. Al verlo pensé “meh, que mierda, demasiado cool para él”. Y apenas un segundo después me percaté que también llevaba puestos unos Air Yeezy II “Solar Red” (no sé por qué es ese el nombre de esta versión).

nike-air-yeezy-2-black-streething-011

Estos tenis fueron la segunda colaboración de Kanye West con Nike y estuvieron a la venta de forma muy limitada en 2013 y 2014. Estuvieron disponibles en tres colorways y, desde luego, son carísimos.

tbbuf4ebtey5zszblloy

No hay problema en que los tenga, pero son unos sneakers con un precio de reventa de entre cuatro y cinco mil dólares y es raro ver que personajes fuera de la cultura sneakerhead o de la escena del hip hop porten ese tipo de zapatos. Es algo insólito, al menos para mí, en la farándula mainstream mexicana.

¿Es Ricardo O’Farrill un sneakerhead hardcore capaz de gastar cien mil pesos en un sólo par o se trata de réplicas? Por su camiseta, diría que hay posibilidad de que O’Farrill esté al menos un poco conectado con la escena del streetwear y la moda urbana internacional y que sus Yeezy sean reales. De ser así, me gustaría ver qué hay en su colección. Claro, no sin que antes le corten la lengua.

The Hard Times: la lucha de ser punk es real

The Hard Times es como The Onion pero de la escena punk independiente. Si alguna vez tuviste una banda que no llegó a ningún lugar por falta de oportunidades (o de talento) seguramente te identificarás con estas historias sobre el absurdo suburbano de vivir en el nivel más bajo y cutre de la cadena alimenticia del rock.

hardtim01

La diversión está acá: http://thehardtimes.net/