Siempre es bonito abrir un nuevo blog que quedará abandonado

He tenido tres blogs personales. Los tres fueron abandonados por fuertes cambios personales o para probar otro concepto. Trabajo en otro blog con algunos de mis amigos, es un proyecto raro sobre cultura pop donde compartimos nuestras opiniones sobre películas, TV y cosas que nos gustan con otras personas. Funciona bien, pero últimamente no hemos publicado mucho, porque todos somos adultos que trabajan.

Ser adulto apesta y no te deja tener blogs. Pero el impulso siempre está allí. Mi naturaleza obsesiva dicta que debo organizar mejor mi tiempo y con la nueva distribución que tengo planeada me obligaré a trabajar un poco menos y a escribir un poco más. Aquí, en Mongo y en otro blog donde escribiré sobre cosas, tal vez igual de pop, pero más serías.

¿Por qué fracasar en mantener un blog cuando puedo fracasar el triple en el mismo periodo tiempo? Bueno, aquí escribiré posts pequeños (lo prometo) sobre cosas que me pasan. Casi garantizo que no serán interesantes, pero trataré de contarlas de forma divertida.

Anuncios