Canciones para sobrevivir LXXVII – Noviembre 11, 2018

Drugos, se viene una semana difícil. Vaya, creo que se viene una vida difícil.

Y nada más. Ante la incertidumbre, música.

Anuncios

Canciones para sobrevivir LXXVI – Noviembre 4, 2018

Terminó la temporada de brujas y JD McPherson inaugura la recta final del 2018 con un álbum navideño titulado Socks. Me parece un gran título.

Ésta fue una semana un poco floja. O no sé. Como estoy triste y preocupado, tal vez no logro ponerme lo suficientemente receptivo para apreciar los releases de la semana. Such is life.

Además de Socks, deben escuchar completo el nuevo álbum de David August. En segundo orden pongo a audiobooks y PAINT que traen buenas cosas, pero sus materiales incluyen tropezones. Además de eso, les dejo otro puñadito de buenas canciones y, como siempre, les recomiendo que no se queden allí. Si algo les gusta, tomen otro bocado.

Así la semana. Play.

Canciones para sobrevivir LXXV – Octubre 28, 2018

La vida adulta se trata de estar incómodo. Desde que salí de la universidad (poco más de una década) he tenido muy poco tiempo de estabilidad y confort. Siempre hay un problema que jode mi vibe, a veces pequeño, otras gigantesco: desempleo, depresión, engordamiento, rodilla jodida por el ejercicio, relaciones que no funcionan, exceso de trabajo, pinches envíos de Fedex que nunca tienen una entrega normal, más relaciones que no funcionan… Incomodidad. Entropía. No hay descanso, pero es poca cosa en realidad. Hoy no sé. El fin de semana pasado estuvo pinche. Éste, mucho peor. Noticias familiares muy malas. Mi ánimo está por los suelos.

Afortunadamente, con las malas nuevas llegó muchísima música hermosa. Vamos, hay música nueva de Robyn y eso siempre es un evento para mí. Ty Segall tiene un nuevo álbum de covers y algunos molan. Lo que no se deben perder son los álbumes de J.P. Bimeni & The Black Belts, Tom Odell (fav absoluto de la semana), Crush Crushers, Oh Pep!, Say Lou Lou y Value Void. Y no digo más, sólo les dejo esta selección para que pasen un largo rato de gozo.

Son días tristes para mí, pero si vamos a estar incómodos, si la tragedia es inevitable, entonces que el soundtrack sea memorable. No queda sino sobrevivir.

Canciones para sobrevivir LXXIV – Octubre 21, 2018

Ayer tuve un evento de trabajo. Duró todo el jodido día. Me duelen los pies, porque anciano. Tengo hambre y sueño. Necesito sobrevivir. Así que es hora de la música.

Lo obligatorio de la semana son los nuevos álbumes de Neneh Cherry y Elle King. También me gustaron mucho las cosas nuevas de Broncho y Cloud Nothings. Y nada más. Hay mucha música molona esta semana y hay mucha más allá afuera.

Canciones para sobrevivir LXXIII – Octubre 14, 2018

Esta es una semana suavecita. La selección de la semana es bastante laid back y muy pop. También un poco melancólica.

Regresó Kurt Vile. Regresó Elvis Costello con Burt Bacharach en el piano. Y esos son mis top picks junto con el álbum debut (creo) de Parcels y lo nuevo de Jaakki Eino KAvlevi y de (esto fue mi favorito de la semana) de Uncle Acid & The Deadbeats.

Vamos, también me gustaron mucho los nuevos trabajos de John Grant, Connan Mockasin y Lily Konigsberg, pero creo que disfrutarlos depende mucho de entrar previamente en un mood específico.

Colé por allí a una banda de metal que no conocía llamada Bosse-de-Nage. Su último álbum salió hace unos meses y voy a revisar lo que han hecho. Me gustaron.

Tenía ganas de algo de country true y melancólico y justamente me toé con un tipo llamado Colter Wall que justamente juega ese juego y su voz es de esas que suenan a noche desértica.

Esta es la semana. Escuchen el presente.

Canciones para sobrevivir LXXII – Octubre 7, 2018

Se ha hecho costumbre las últimas semanas que por fastidio o falta de tiempo no escribo casi nada para acompañar las playlists. Y esta semana no será diferente. Así que sólo les dejo un montón de música muy emocionante y bien fresquita.

No dejen de escuchar completos los álbumes de Fucked Up, Death Valley Girls, Yan Tregger y Ben Pirani.

Y ya. Escuchen. Stay young.

Canciones para sobrevivir LXXI – Septiembre 30, 2018

Éste ha sido un fin de semana de mucho trabajo. Ayer trabajé de siete a siete y eso definitivamente no está padre en sábado. Total. Acabé muy cansado y me quedé dormido mientras terminaba esta lista anoche.

Es una de esas semanas muy abigarradas. No hay grandes nombres, ni clásicos instantáneos. Esta semana se trata de música pop que exige compromiso. Hay melodías, hay ruido, hay texturas y cadencias extraordinarias, pero van a tener que masticarlas.

Mis favoritos de la semana son Hater, Gaika y Exploded View, pero todos estos álbumes tienen joyas discretas. Sobreviven quienes saben encontrar esos pequeños tesoros.

Canciones para sobrevivir LXIX – Septiembre 16, 2018

Me preocupa que el mundo no tenga a Charles Bradley. Me preocupa que su nombre sea sólo el nombre de un hombre negro que murió y no el nombre que contiene esa voz maravillosa. Me preocupa que haya gente que viva sin escucharlo. Me preocupa que la música se muera.

Pero eso no pasará. El pop está en buenas manos. The Goon Sax, Cedric Burnside, St. Paul & The Broken Bones son sólo algunos nombres detrás de esas manos. Estoy seguro de que para algunos de ellos la voz de Charles Bradley también es importante, porque así son los caminos de la música.

Paul Weller deja atrás sus pequeños desplantes y homenajea a Bowie como deberíamos hacer todos. Los (brillantes) Sleaford Mods publicaron otro descaradísimo EP y The Blaze debuta con lo que podría ser una dulce colección de soundtracks para ver al horizonte al atardecer.

No hay de qué preocuparse. Charles Bradley no está, pero dejo su voz, que sólo muere cuando dejamos de escuchar.  Sí, leyeron bien. La vida se acaba cuando dejamos de escuchar. Bueno, eso ya lo saben. Quienes pasan por aquí ya lo saben.

Canciones para sobrevivir LXVIII – Septiembre 9, 2018

Sucumbí al hype y compré el nuevo videojuego de Spider-Man. Estaba todo planeado. Decidí que el fin de semana no trabajaría y me dedicaría un buen rato a jugar. Mala suerte. Mi único control de PS4 se descompuso de la nada; la membrana de grafito que permite cerrar el circuito conductor que hace que funcionen los botones parece haberse salido de posición o desgastado por algún motivo. Al menos eso sospecho, pero no pude comprobarlo porque para desarmar el control e intentar arreglarlo necesito un destornillador de una medida muy pequeña que no tengo.

El día comenzaba a joderse. Me llamaron de la oficina para encargarme algunas ocurrencias, así que el tiempo que pude haber tenido para conseguir el destornillador se evaporó. Ante esta circunstancia y el hecho de que arreglar en control es sólo una posibilidad, decidí comprar uno nuevo en Amazon, pues mi intención al comprar Spider-Man era no perderme del event-game del momento (no lo vuelvo a hacer, regresaré con rigor al viejo régimen paternal de “hasta que lo termines no compras otro”). La inflación es terrible. Los controles están carísimos. Mi presupuesto del mes, no apretado, pero sí limitado, se salió de control por eso. Pero no sospechaba que la mala suerte venía en combo.

Entre otras cosas que no me dejan tranquilo, mi casero me visitará hoy y sospecho que su intención es subirme la renta o pedirme que desocupe el departamento, pues justo toca renovar contrato. Y como soy muy paranoico, siento que debo limpiar el lugar muy bien, a ver si con eso evito que me mande al carajo (adiós tiempo libre), pues una mudanza podría joderme la vida. Definitivamente no quiero esa presión por ahora.

Además, el desayuno me hizo daño. Puf. En fin. No queda sino sobrevivir y de eso se trata esta lista.

Llegó el nuevo álbum de Spiritualized y lo sentí muy optimista, tal vez demasiado. Pero aún es algo familiar y reconfortante. Igual que Paul McCartney, que regresó con un material muy feel good que todavía debo recorrer un par de veces antes de tener una opinión definitiva.

Me gusta mucho el doble bombo en una batería y eso casi siempre significa música del diablo que es donde entra Pig Destroyer, cuyo nuevo álbum es de mis top picks de la semana junto a Honey Hahs, que no  podrían ser más distintas; pop quirky y girly es de lo que se tratan y, para despertar curiosidades, les cuento que sus integrantes tienen 11, 13 y 16 años. Hansonesque.

Incluí en la lista Feels Like Summer de Childish Gambino aunque es una canción que se publicó hace dos meses. Se me pasó y no la escuché hasta el domingo pasado gracias a que se estrenó el excelente video animado que la acompaña.

El resto de la lista está muy esquizoide, pero igual es una gozada con el ocasional altibajo, porque así son el presente, la música y la vida. Dale play, que seguro hay algo para ti. Y a sobrevivir. No queda más.