Top 5 – Abril 1, 2018

Ésta es una nueva serie de posts en la que compartiré las 5 cosas que más disfruté o que me parecieron más relevantes en la semana. Principalmente cultura pop, pero también ideas y funny shit en general. El orden no importa. Por cierto, esto va a salir los viernes.

Ready Player One

Está lejos de ser perfecta, pero me gustó más que el libro.

El taco de tamal

Lo hice muy simple, pero creo que es un concepto con potencial si se hace y se viste bien.

Wild Wild Country

Sabía de la existencia de Osho, pero no del fenómeno que inspiro y de la anomalía que significó para el estatus quo norteamericano.

Empanizado de Takis Fuego

Ya había intentado el empanizado con Cheetos, con Doritos y cosas similares. Sin embargo, es la primera vez que uno de estos experimentos trashy funciona. Es, de verdad, una buena opción para cocinar pollo frito con una sazón con personalidad, balanceada, agradable y buena textura.

Rapture

Un estreno de Netflix del fin de semana. Presenta a ocho MCs que han sido revelaciones durante esta década y a través de ello muestra distintos enfoques de lo que es el hip hop contemporáneo e incluso explora algunos fenómenos socioculturales relacionados. Afortunadamente se aleja de la parte podrida del rap actual como 21 Savage, Migos, Designer. Ew. Vale la pena.

El No-No de la semana

Sofía Niño de Rivera: Selección natural

Sofía Niño de Rivera presenta su nuevo especial de comedia en Netflix. Más básico no se puede. Aburridísima, depende completamente por completo de las groserías y los lugares comunes, el audio tiene problemas y, sí, chistes robados, al menos uno (de Harold & Kumar) que reconocí al instante. Ahórrense a esta destalentada.

Anuncios

Let me be your wing man

Las hot wings son una de las mejores botanas que nos ha dado la ciencia. Sin embargo, pueden ser muy caras y las opciones de salsas casi siempre son las mismas y eso puede ser muy aburrido. Por eso es muy conveniente saber cocinarlas en casa, pero eso tiene sus complicaciones.

El principal problema para preparar alitas caseras es que se requiere una freidora y un montón de aceite. No es tan complicado, pero sí es un fastidio. Y es allí donde les traigo una solución: olvídense de las alas fritas, lo que mola son las alitas al horno.

Por eso en esta ocasión les comparto una de mis recetas para preparar alitas (tengo otras), pero está es la más sencilla y con menos probabilidades de fracaso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Step up your guac-game!

El guacamole, como todos los asuntos de elegancia en la vida, guarda sus secretos ancestrales en las proporciones. ¿Qué no estamos hablando de aguacate machacado con algunos condimentos y ya? Sí, pero la diferencia entre un puré olvidable y una life-changing experience de sabor está en los ingredientes y proporciones que pueden enmarcar la perfección del aguacate.

Tengo una receta muy molona de guacamole que he trabajado por algunos años. Es guacamole con queso de cabra y, si quieren probar una botana fancy y fácil de preparar, deberían intentarlo.

GUACAMÖSOM CON QUESO DE CABRA

Necesitas:

img_20161203_163254-01

  • 2 aguacates grandes, maduros  y maravillosos
  • 100 g. de queso de cabra a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ½ taza de crema ácida (Santa Clara, de preferencia)
  • 50 g. de cebolla blanca  picada (aprox. una cebolla pequeña)
  • 1 diente de ajo grande, picado
  • 1 chile jalapeño grande, picado
  • 2 cucharadas de caldo de pollo en polvo

Bueno, el procedimiento no puede ser más simple: en un tazón amplio hay que machacar el aguacate con una cuchara e incorporar los ingredientes uno por uno, excepto el queso. No recomiendo hacerlo en licuadora o procesador, porque me gusta con una textura grumosa y espesa.

guac01

Cuando el guacamole tenga la consistencia deseada (eso es al gusto, drugos) simplemente hay que servirlo y colocar el queso sobre él, ya sea cortado o desmoronado. It’s fucking ready!

Lo que me gusta de esta versión del guacamole es la mezcla de texturas y las capas de acidez y retrogusto que conviven con el aguacate, que, a pesar de tener mucha compañía de otros ingredientes, se mantiene como el acto principal.

Para comerlo recomiendo usar pan tostado (como bruschettas), tostadas de maíz, totopos o chips, pero recomiendo que sea lo que sea, elijan algo con poca sal, pues el guacamole tiene un sabor potente y necesita contrastarse con algo más básico. Se puede refrigerar, pero es mucho mejor si se consume todo justo después de prepararlo. De nada.