Más no siempre es mejor

El delicado balance en la genialidad de McDonald’s donde no hay lugar para la aventura.

Anuncios